Exclusivo para profesionales médicos

Estudios histológicos confirman que las venas varicosas contienen anormalidades en su pared, y esto incluye cambios en la íntima, tejido conectivo y fibras musculares. Esto, causa reducción de la pared, de la compliance y elasticidad, o sea debilidad y relajación del vaso. Esta mayor dilatación provoca falla valvular por incoaptacion, reflujo consiguiente y mayor estasis e hipertensión, cerrando el círculo vicioso de la alteración de la pared.

Los factores que lideran este círculo vicioso no son bien conocidos, pero existen varias teorías y la clásica teoría descendente de Trendelenburg, ha perdido adeptos a mano de la ascendente y multifocal. Lo cierto es que en el Charing Cross Hospital in London en el 2009 se hizo un estudio retrospectivo sobre 4020 pacientes con enfermedades varicosas conocidas y solo 2137 tenían insuficiencia ostial. En noviembre del 2011 en el Veith Symposium de N.Y. city, A Shephared y A H. Davies presentaron un consistente trabajo con numerosos estudios histológicos y bioquímicos que dan prueba que el proceso comienza con cambios en la pared que preceden a los reflujos o patología valvular. Algunos de los cambios encontrados son: aumento de las metaloporteinasas de la matriz extraceluar (MMP2 Y LA MMP9) con un correlato o proporcionalidad con el decrecimiento de la función contráctil de la vena. Aumento de la apoptosis y disminución de la contractilidad a la angiotensina II. Histológicamente hay aumento de las fibras colágenas, disminución de las fibras elásticas, hiperplasia de la íntima e hiperplasia de las fibras musculares lisas, combinadas con regiones atróficas, y disminución de la matriz extracelular. Filogenéticamente, los vasos sanguíneos al igual que las células sanguíneas y el tejido conectivo, son muy primitivos y provienen de la mesénquima que deriva del mesodermo, o sea se trata de tejidos pocos diferenciados y con gran poder de regeneración.

Se ha demostrado que existen células fijas con potencialidad mesequimatica ilimitada en los tejidos conjuntivos del mamífero adulto. Estas células son los fibroblastos, las células endoteliales, los macrófagos fijos y las células del conectivo laxos situados a lo largo de los vasos sanguíneos. A partir de Glass- 1987- hubo creciente evidencia que nuevas venas o vasos pueden desarrollarse en la cercanía de venas dañadas (neovascularizacion) 

1

2

Por estas características es que es posible disparar el proceso de regeneración de una vena provocando hipertrofia e hiperplasia de la pared, a punto de partida de provocar una lesión “reversible”. Esa lesión, en intensidad y duración adecuada, que no provoque necrosis, dará lugar a un proceso inflamatorio que desencadenara la regeneración. Se trata por lo tanto de un “proceso adaptativo” al estrés externo. Esta “noxa reversible” acciona “vías de transducción de señales” que llevan a la inducción de un nº de genes que estimulan la síntesis de numerosas proteínas celulares como son los factores de crecimiento y proteínas estructurales. Está demostrado que células atróficas de la pared no están muertas, pero hay disminución de la actividad metabólica y de la síntesis de proteínas. La “inflamación” producida por la noxa reversible es una respuesta protectora contra la lesión, y pone casi de inmediato la marcha de acontecimientos que curan y reparan los sitios de lesión. En el caso de la “fleboterapia restaurativa” (FR) se producen cambios en la permeabilidad de la membrana y en la homeostasis osmotica con disminución de la actividad de la bomba de NA con el consecuente incremento del NA intracelular y salida de K. Esto provoca ganancia isoosmotica de agua, hinchazón de la célula y dilatación del retículo endoplásmico. Hay una firme adhesión de los leucocitos al endotelio y migración a la pared por diapédesis, y comienzo la producción de mediadores de la inflamación. Algunos de estos mediadores son la histamina, serotonina, prostaglandinas, factor activador de plaquetas y citosinas. Dentro de las citosinas, las interleucinas 1 activa los fibroblastos tisulares lo que da lugar a una mayor proliferación y producción de la MEC (matriz extracelular). También amplifican la respuesta inflamatoria los metabolitos del ácido araquidónico y eicosanoides.

Estos metabolitos del ácido araquidónico, (que intervienen fuertemente en la producción de factores de crecimiento) son producidos por la acción de la fasfoliposa que se actica por estimulo fisicoquímicos, y es de recordar que el ácido araquidónico se encuentra en los fosfolípidos de la membrana celular.

3

El factor “activador de plaquetas” (PAF) causa adhesión y degranulación plaquetaria (de gran importancia dentro de los factores de crecimiento). Los factores de crecimiento tisular tienen efecto “pleiotropicos”, es decir, favorece la proliferación, diferenciación y migración celular, y operan a través de receptores y luego a un estímulo génico provocando por ejemplo el aumento de la producción de colágeno por los fibroblastos, estimulación del angiogénesis y de la síntesis de proteínas.

Hay una lista enorme y creciente de factores de crecimiento conocidos, pero los que más interesan son el F. de C .de las células endoteliales, el F de C derivados de las plaquetas. El F. de C. de fibroblastos y el F. de C. transformador beta.

La matriz extracelular(MEC) que es una proporción importante de cualquier tejido es de trascendental importancia puesto que allí se encuentran acumulados factores de crecimiento y de su integridad depende que haya una restitución normal o la formación de tejido fibroso (cicatriz). Los mismos factores de crecimiento que regulan la proliferación de fibroblastos estimulan la síntesis de la MEC.

Los compuestos de la MEC son tres 1- proteínas estructurales (colágena y elastina). 2- Geles hidratados (proteoglicanos e hialuronatos) y 3- glucoproteínas, y es necesario insistir en la importancia de su integridad a los efectos regenerativos. Las enzimas metaloproteinasas de la matriz

(MMP) regulan a través de sus activadores e inhibidores con mucha precisión la cantidad de la MEC, remodelando el exceso formado en el proceso de curación. Algunos investigadores han encontrado en venas varicosas una disminución de los inhibidores de la MMP y postulan esta falla génica como etiología del proceso (por mayo degradación de las proteínas estructurales de la matriz).

La diferencia sustancial de los componentes de la Flebología restaurativa respecto de los esclerosante es que estos producen necrosis del endotelio y extensa la lesión del MEC provocando así una lesión “irreversible” que culmina en una fibrosis y oclusión del vaso y si uno utiliza una concentración baja de esclerosante, este se diluye en la sangre y su efecto es nulo o provoca solo coagulación por lesión endotelial. Es necesario por lo tanto una noxa suave y sostenida, a la concentración y cantidad adecuada al vaso a tratar, provocando así una lesión reversible.

6

5

 

4Las sustancias utilizadas a tales efectos son el acnisal a concentraciones que van del 3 al 12%, ophthalagan 10 al 30%. Disodio H2 orthofosfato 03 al 08% y solución fisiológica. Estos productos son muy seguros sin efectos locales ni sistémicos y fácilmente metabolizables.